MORTALIDAD MATERNA

La mortalidad materna ha descendido notablemente en Cuba desde 1960, cuando presentaba una tasa de 11,6 muertes maternas por cada diez mil nacidos vivos (una de las más bajas de América Latina) hasta la tasa de 3,9 por diez mil de 1988 (únicamente más alta que las de Costa Rica y Uruguay, según los datos comparados de OPS.) De acuerdo a los últimos informes del Ministerio de Salud Pública, la mortalidad materna ha aumentado desde que comenzó la crisis de 1990.

Al examinar sus causas puede observarse que durante los años ochenta fueron descendiendo las referidas a las complicaciones del embarazo, con lo que se tornaron más visibles las originadas por aborto. Según los datos de los últimos años, el aumento de la mortalidad materna se ha debido, por un lado, al incremento de los decesos producidos por el aborto, pero, por el otro, al crecimiento de las muertes por hemorragia en el parto y otras complicaciones en el embarazo (que regularmente aluden a problemas de asistencia), lo que podría estar relacionado con el deterioro del sistema provocadopor la crisis.

EVOLUCION DE LA MORTALIDAD MATERNA

Año

Tasa

  

(por 10 mil

  

nacidos vivos)

1960

250

11,6

1970

167

7,0

1980

82

6,0

1981

70

5,1

1982

89

5,6

1983

75

4,5

1984

77

4,6

1985

84

4,6

1986

87

5,2

1987

88

4,9

1988

73

3,9

 

Fuentes: OPS, Las condiciones de salud en las Américas, edición 1990.

 

MORTALIDAD MATERNA

SEGUN GRUPOS DE CAUSAS, 1975-1991

(Tasas por cien mil nacidos vivos)      
Grupo de causas

1975

1980

1985

1988

1990

1991(1)

Aborto (2)

11,9

15,3

2,2

8,0

8,6

10,9

Complicaciones del puerperio

11,9

11,7

6,0

6,4

7,5

5,2

Toxemia del embarazo y del puerperio

11,4

3,6

6,0

3,7

3,8

3,4

Hemorragia del embarazo y del parto

6,2

5,8

1,6

1,6

0,5

2,3

Otras complicaciones del embarazo

27,0

16,1

14,8

6,4

11,2

14,4

Total

68,4

52,6

30,8

26,1

31,6

36,2

 

 Notas:

(1) Cifras provisionales.

(2) Incluye todos los casos de aborto: espontáneos, inducidos y embarazos ectópicos.

Fuentes: Ministerio de Salud Pública, Informes Anuales 1975, 1980, 1985, 1988, 1990, 1991.